Trabajar Desde Casa: Consejos para aumentar tu productividad.

trabajar desde casa

Si sueles trabajar desde casa con frecuencia (o si te has visto obligado a hacerlo durante el aislamiento), seguro que has tenido alguno de esos días malos en los que no encuentras la motivación, o sientes que no haces nada más allá de procrastinar durante horas.

Hoy te traigo algunos consejos y trucos que he aprendido después de tres años, para que aproveches tu tiempo al máximo al trabajar desde casa mientras cuidas de tu salud física y mental. Con suerte, te ayudarán a llevarlo mejor y aumentar tu productividad 🙂

Guarda esto para luego:

Trabajar desde Casa Azul Místico
trabajar desde casa ordenador pinterest

Hay varias cosas a tener en cuenta a la hora de trabajar desde casa, y estas son las más importantes:

Crea una rutina diaria

Cuando trabajas desde una oficina, estás en un ambiente exclusivamente de trabajo y es difícil que te relajes. Pero al trabajar desde casa, la línea que separa trabajo y descanso se hace muy difusa, y es posible que a tu cerebro le cueste activarse. Por eso es muy importante establecer una rutina diaria, para que tu mente identifique esas acciones como una ‘señal’ de que ha llegado el momento de trabajar, y se active.

Busca una rutina con la que tú te sientas más cómodo. En mi caso es algo tan simple como hacer la cama, vestirme, prepararme un smoothie o un café, encender mi ordenador y sacar mi agenda.

Vístete. Una de las ventajas de trabajar desde casa es que no tienes que arreglarte para ir al trabajo, pero eso no significa que debas permitirte trabajar en pijama. Levantarnos temprano para darnos una ducha, vestirnos, peinarnos, y en definitiva ponernos “presentables” es una de las mejores maneras de mentalizarnos para empezar la jornada. No hace falta que te pongas vestido y zapatos de tacón – elige ropa limpia, cómoda y con la que te sientas presentable (un outfit con el que no te daría vergüenza salir a por el pan). Créeme, puede parecer una tontería pero te ayudará a prepararte mentalmente y crear una rutina de trabajo.

outfit para trabajar desde casa

Yo suelo optar por estos leggings, una camiseta básica y un jersey o sudadera cómodos. Puedes encontrar algunas ideas de ropa cómoda a buen precio en mi tienda de Amazon.

Prepara tu entorno de trabajo

El entorno de trabajo es uno de los puntos más importantes a la hora de trabajar desde casa. Es importante que encuentres un rincón en el que estés cómodo y haya pocas distracciones.

Asegúrate también de que el espacio donde vayas a trabajar esté bien iluminado. Si puedes aprovechar la luz natural de una ventana, mejor. Si no, una buena lámpara será suficiente.

Separa el trabajo del descanso. A la hora de elegir tu espacio de trabajo, es importante que intentes separarlo de tu espacio de relax. Si cuentas con una habitación separada que pueda hacer las veces de oficina, aprovéchala. Es recomendable evitar el dormitorio, ya que trabajar en la misma habitación en la que dormimos puede causarnos problemas después para conciliar el sueño. Si el dormitorio es tu única opción, asegúrate de no trabajar desde la cama, y de guardar tu material de trabajo cuando acabes de trabajar, para no tenerlo a la vista en tu horario de descanso.

escritorio moderno ordenado

Despeja tu escritorio. Para evitar distracciones, es recomendable que mantengas tu escritorio lo más limpio y despejado posible. Deshazte de todo aquello que no necesites para trabajar, pon tu teléfono en modo “no molestar”, o aléjalo de tu escritorio para asegúrate de que sólo lo utilizas cuando realmente es necesario.

Por último, haz tu entorno agradable. Vas a pasar muchas horas ahí, así que pon algo de música si te ayuda a concentrarte, ten alguna planta a la vista, o enciende una vela de vez en cuando.

Organiza tus tareas

Si eres de esas personas que se distraen fácilmente viendo vídeos en Facebook, y se pasan el día saltando de una tarea a otra sin llegar a terminar ninguna (como yo), lee bien esta parte porque es la más crucial.

Haz una lista. Lo primero que deberías hacer cada mañana al sentarte en tu escritorio es crear una lista de todas tus tareas para ese día. No importa que ya sepas lo que tienes que hacer, porque no se trata de recordarlas, sino de seguir un orden específico e ir tachándolas. Crear esta lista, junto con alguna tarea que realices todos los días nada más sentarte (como por ejemplo responder e-mails) es la mejor forma de empezar tu jornada. Al ser algo que haces a diario y que conlleva pocas distracciones, te ayudará también a crear esa ‘rutina de trabajo’ y activarte por la mañana.

agenda y ordenador

Prioriza. A continuación, establece el orden en el que vas a realizar esas tareas. Lo mejor es empezar por las más importantes y complicadas, y dejar las fáciles para el final, para no ir posponiendo el trabajo duro. Es muy importante que no empieces una tarea nueva hasta que hayas terminado la anterior para evitar interrupciones. Realizar varias tareas al mismo tiempo hará que te concentres menos, y que sientas que nunca acabas ninguna de ellas, mientras que haciéndolas en orden sentirás una pequeña recompensa cada vez que acabes una, que te mantendrá motivado para empezar la siguiente.

Establece tus horarios de trabajo

De la misma forma que es importante crear una rutina para empezar por las mañanas, también es imprescindible establecer una hora a la que apagar tu ordenador y dar el día por terminado. A veces, estar en casa hace que trabajemos más horas de la cuenta, cuando no por trabajar en casa nos merecemos menos horas de descanso.

Otro motivo importante para hacer esto es que mentalizarte de que a cierta hora tienes que dejar de trabajar hará que te presiones para acabar tus tareas más rápido y aproveches mejor tu tiempo.

También es importante planear tus descansos, ya que estar demasiado tiempo sin descansar puede ser contraproducente. Descárgate alguna app que te ayude a seguir el método Pomodoro (descansos de 5 minutos cada 30, 10 minutos cada 60… etc) y notarás cómo aumenta tu concentración. Y por último – recuerda tomarte un descanso para comer, y hacerlo alejado de tu escritorio.

Cuida tu salud

Por último, pero no por ello menos importante – recuerda cuidar tu salud, tanto física como mental. Haz algo de ejercicio durante el día, ya sea con alguna app, yendo al gym o saliendo a dar un paseo. Ten una botella de agua siempre a la vista para mantenerte hidratado (a mí me encantan esta y esta otra que te recuerda cuánto beber), y evita levantarte cada dos por tres a por un snack. Y por supuesto, hazte con una silla en condiciones que te ayude a mantener una buena postura.

Tampoco descuides tu salud mental, sobre todo si estás acostumbrado a trabajar en una oficina o de cara al público. Al principio puede ser duro pasar tantas horas en solitario, así que llama de vez en cuando a un amigo o familiar si lo necesitas.

trabajar-desde-casa

Estos son todas mis recomendaciones para trabajar mejor desde casa, espero que te ayuden a aumentar tu productividad y aprovechar el tiempo frente a la pantalla. ¿Tienes algún consejo más? ¡Déjamelo en comentarios!

¡Suscríbete para no perderte nada!

¡Deja un comentario!

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.